Opinión

Artículos de opinión.


Premio “Corazón de Piedra” para José Luis Navarro

La asociación de directoras y gerentes en servicios sociales concede todos los años un premio “Corazón de Piedra” a los ayuntamientos pobres en inversión social

Este año el gobierno municipal de Torrejón de Ardoz ha sido premiado como uno de los que menos invierte en promoción social y servicios sociales. Según esta asociación en Torrejón sólo se invierten 23.88€ por habitante en 2016, siendo la media de este año pasado en España de más de 36€. Torrejón sigue lejos de, ni si quiera, acercarse a la media estatal y debido a esto se siguen deteriorando los servicios sociales municipales mientras otras partidas presupuestarias crecen año tras año sin límite, como puede ser el gasto en alguna atracción navideña tal y como se encargó de recordarnos La Sexta en su programa el Intermedio.

Mientras tanto, en el pleno, el portavoz del Partido Popular, con mayoría en el consistorio, José Luis Navarro, se encarga de maquillar las cuentas, intentando confundir a la gente, diciendo que Torrejón es el ayuntamiento que más gasta en servicios sociales. Claro, que el portavoz del PP se hace trampas a sí mismo ya que, según su forma de calcular, “gasto social” para él es lo que se invierte en asfalto para las calles, seguridad, alumbrado público, etc. Pues no, señor Navarro, eso no es gasto social, porque según sus cuentas el 100% del presupuesto del ayuntamiento que usted gestiona sería gasto social, ¿o acaso realiza usted gastos “antisociales”?

Ya en el último pleno de 2016 se hicieron alegaciones a este presupuesto que ahorra sólo en la gente que más lo necesita. Aquí un pequeño párrafo:

“Siguiendo con sus propagandísticas cortinas de humo, hemos de decir que mienten ustedes cuando dicen que se congelan las partidas correspondientes a “Festejos”, ya que lo que hacen año tras año es escamotear ese gasto utilizando otras partidas presupuestarias sobre las que aplicar el ingente derroche en este asunto, prioritario en su acción de gobierno, basada en esconder tras una fachada de oropel las graves carencias sociales desatendidas que sufre una parte importante de nuestros vecinos y vecinas. Nuestras propuestas concretas para estos presupuestos son: Aumentar el gasto social, en especial todo lo relativo a las ayudas de emergencia social (alimentación, educación, suministros o vivienda) en detrimento de las cantidades destinadas a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo. En el mismo sentido, también proponemos el incremente el de Bienestar Social. En los presupuestos se recogen para “Atenciones Benéficas y Asistenciales” un total de 696.500,-€ de los que directamente para ayudas sociales sólo van destinados 85.000,-€, esta cantidad es insultante en un presupuesto de este volumen. Llama la atención la miserable cantidad de 10.000,-€ que se destina en la partida de “Apoyo a empleo y formación de colectivos en situación de especial necesidad”. Así mismo, consideramos necesario el aumento de la dotación establecida para ayudas de emergencia, especialmente en lo relativo a cubrir los costes de suministro básicos.”